La Marcha Nórdica mejora la calidad de vida en las personas mayores

Walkim » Entradas » La Marcha Nórdica mejora la calidad de vida en las personas mayores

El estilo de vida moderno, con su falta de actividad física diaria y entrenamiento físico, predispone a las personas a padecer enfermedades crónicas como la diabetes mellitus, la obesidad, la hipertensión y las enfermedades de las arterias coronarias.

La Marcha Nórdica como una forma simple y segura de ejercicio es, sin lugar a dudas, una medida eficaz para contrarrestar los riesgos del estilo de vida sedentario y podría llevar a una reducción de la prevalencia de enfermedades crónicas en todas las poblaciones.

 

Alrededor del 30% de personas sobre los 65 años de edad tienen caídas

La Marcha Nórdica mejora la duración y la frecuencia del ciclo de marcha. Además, tiene un impacto positivo en el control de la postura después de practicarla durante 12 semanas. Beneficia la fuerza muscular y la flexibilidad, debido a la participación activa de las extremidades superiores e inferiores.

 

Las personas mayores tienen un mayor riesgo de acontecimientos adversos cardiovasculares

La práctica de la Marcha Nórdica reduce de la frecuencia del pulso en reposo y la presión arterial diastólica y sistólica. A su vez, mejora del consumo máximo de oxígeno y el flujo sanguíneo venoso en las extremidades inferiores y los niveles de colesterol (HDL).

Cada año se diagnostican un cuarto de millón de casos de depresión y aislamiento social en personas mayores

El Nordic Walking está involucrado en la mejora de la depresión y el estado anímico de las personas mayores; por realizarse al aire libre y favorecer la soliacización y las conversaciones con otros participantes en un entorno natural.

 

El 40-70% de las personas mayores sufren trastornos crónicos del sueño

El ejercicio físico mejora de las funciones cognitivas y los trastornos del sueño, mejorando la calidad de vida de las personas mayores.

El dolor lumbar es una patología muy frecuente en las personas mayores

La práctica de la Marcha Nórdica mejora el dolor lumbar porque es un ejercicio de cuerpo completo. Se utiliza la musculatura de la extremidad superior e inferior de cuerpo, fortaleciendo los músculos paraespinales y manteniendo una posición estable y erguida.

En conclusión, la Marcha Nórdica es una forma segura y accesible para realizar ejercicio para las personas mayores, capaz de mejorar la capacidad aeróbica, la fuerza muscular, el equilibrio, la calidad de vida, el envejecimiento activo y la sociabilidad.

Pin It on Pinterest

Share This