Descripción Proyecto Gent Gran

por | Mar 13, 2018 | Gent Gran | 0 comentarios

%

ENVEJECIMIENTO ACELERADO

  • Impacto Social 99% 99%
  • Desarrollo Cientifico 98% 98%
  • Voluntariado 53% 53%

Antecedentes

La población mundial está envejeciendo a pasos acelerados. Entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo.

 El 17% de la población española pertenece al grupo denominado “tercera edad” y hay actualmente alrededor de 8,2 millones de personas mayores A los problemas físicos y psíquicos de los mayores para realizar sus actividades en la vida cotidiana, se añade en muchos casos el peligro derivado de un mal mantenimiento de las viviendas en las que residen. Además, aunque en la mayoría de los casos viven en pareja o con los hijos, casi un 20% de ellos viven solos, lo que aumenta el riesgo de sufrir caídas, quemaduras y otro tipo de lesiones.

 Los principales problemas sanitarios y enfermedades prevalentes han ido evolucionando y las enfermedades crónicas han ido reemplazando a las enfermedades infecciosas como principales causas de morbilidad. Los problemas de salud crónicos más frecuentes en la población de 15 y más años son hipertensión arterial (18,4%), dolor de espalda lumbar (17,3%), colesterol elevado (16,5%), artrosis (16,4%) y el dolor cervical crónico (14,7%).

El 20,7% de la población de 65 y más años, el 15,0% de los hombres y el 25,2% de las mujeres, tiene dificultad para realizar alguna de las actividades básicas de la vida diaria9 . Estas dificultades aumentan con la edad. En el grupo de 85 y más años las limitaciones afectan al 53,7%. En este grupo de edad, el 38,8% de los hombres y 61,8% de las mujeres tienen alguna dificultad.

Por tipo de limitación, usar el teléfono y tomar la medicación, con el 13,5% ambas, son las limitaciones que la población de 65 y más años declara como menos frecuentes, tanto en hombre (11,5% y 11,0% respectivamente) como en mujeres (15,0% y 15,5%). La tareas domésticas, tanto pesadas (49,7%) como ligeras (31,9%) son las limitaciones que más declaran.

Conforme envejecemos, la pérdida de independencia empieza a manifestarse a través de retrocesos o adversidades físicas, sociales o emocionales que nos impiden permanecer completamente independientes. Es común que las enfermedades acompañen al envejecimiento ocasionando aún mayores pérdidas; a pesar de lo anterior, la clave para enfrentarlas es Pérdidas físicas y mentales como:

  • Se les olvidan citas y tareas cotidianas.
  • Tienen dificultades para subir escaleras o entrar y salir del baño.
  • Les cuesta trabajo abrir frascos.
  • Ya no pueden caminar largas distancias.
  • Problemas de la vista y del oído.
  • Menor control sobre sus emociones.
  • Menor energía física y flexibilidad.
  • Problemas de memoria.

A menudo, la pérdida de la audición, la mala visión o la movilidad reducida pueden tener un impacto significativo en la vida de una persona mayor. Hay un mayor número en de pérdidas sociales y emocionales como:

  • Dejan de salir a comer.
  • Ya no pueden hacer deporte o asistir a fiestas.
  • La frecuencia de sus visitas culturales se reduce considerablemente.
  • La pérdida de la independencia puede crear una frustración profunda, acompañada de sentimientos de inutilidad y tristeza debido la sensación de pérdida de control en su vida.
  • Las reacciones emocionales ante la pérdida de independencia a menudo son complicadas. Estas pueden incluir temor, enfado y culpa.

También hay una debilidad muscular, problemas de equilibrio, dificultad a la marcha, confusión mental y pérdida de reflejos.

Por lo tanto, el envejecimiento provoca de una serie de problemas en la salud física, mental y social, por lo que toda actividad física aeróbica como la Marcha Nórdica que este focalizada en estos tres aspectos, estaría indicada en esta población de edad avanzada y le proporcionará unos beneficios a la salud.

La Marcha Nórdica o Nordic Walking consiste en caminar siguiendo una técnica concreta e incorporando un tipo específico de bastones. Apta para casi todo el mundo y en la que la propia persona puede determinar el grado de esfuerzo que quiere realizar además de ser relajante, divertida y económica.

La Marcha Nórdica es idónea como actividad  física aeróbico segura y accesible para prescribir a adultos mayores con el fin de mejorar la función cardiovascular, la fuerza muscular, el equilibrio y la calidad de vida. (1)

l

Teniendo en cuenta todos los beneficios de la Marcha Nórdica que nos permite:

  • Movernos de manera natural y fluida, de un modo seguro y saludable.
  • Caminar con una postura y alineación correctas.
  • Repartir el esfuerzo físico entre todo el cuerpo, trabajando hasta un 90% de la musculatura corporal sin forzar las articulaciones (espalda, abdominales, pectorales, brazos, piernas,…).
  • Reforzar el equilibrio.
  • Aliviar las tensiones musculares por la continua alternancia de la contracción y relajación de los músculos que utilizamos.
  • Hacer un entrenamiento aeróbico eficaz que aumenta la circulación sanguínea, oxigena nuestro organismo y mejora la salud cardiovascular.
  • Evitar el sobrepeso y el sedentarismo, que nos pueden hacer perder movilidad y autonomía.
  • Mejorar el sistema inmunitario, que nos protege de infecciones y enfermedades.
  • Evitar o ralentizar el deterioro cognitivo.
  • Mantenernos jóvenes más tiempo, física y mentalmente.
  • Sentirnos más alegres y optimistas, y si practicamos la marcha nórdica con otras personas evitamos aislarnos, sentirnos solos y nos podemos enriquecer y crecer como personas.

Se ha  planificado el Estudio clínico observacional, prospectivo, multicéntrico para evaluar la efectividad y los beneficios de la Marcha Nórdica  en sujetos con edades superiores a 65 años para poder demostrar la mejoría en todos los problemas del envejecimiento y sobre todo en su calidad de vida y en sus limitaciones físicas y sociales.

Objetivos

Principal

  • Evaluar la efectividad de la Marcha Nórdica como actividad física aeróbica en la calidad de vida de los participantes

Secundario

  • Evaluar las características de la utilización de la Marcha Nórdica

Se realizarán cuatro visitas: Inicial, dos de seguimiento y final a los 90 días ± 5 en una población adulta  mayor  de 65 años. 13.

Criterios de valoración

Variable principal

  • Cambios en la calidad de vida. La efectividad se determinará comparando los valores iniciales con los posteriores a la práctica de la Marcha Nórdica

Variables secundarias

  • Cuestionario de utilización de la Marcha Nórdica
  • Cumplimiento por parte del sujeto.
  • Dolor osteomuscular

Herramientas de valoración

  • Estado de salud percibido Encuesta de Salud 2011, INE (2).
  • Calidad de Vida EuroQoL EQ-5D-5L EVA (3).
  • Escala visual analógica
  • Escala de hábitos alimentarios Encuesta de Salud 2011, INE (4).

Los participantes serán sujetos con edad superior a 65 años y que este indicada la Marcha Nórdica. Los sujetos reclutados deberán cumplir todos los criterios de inclusión y ninguno de exclusión. Se ha previsto la inclusión de aproximadamente  40 sujetos en el estudio.

Duración del tratamiento

Cada sujeto practicará la Marcha Nórdica 2 veces a la semana durante 3 meses.

Calendario previsto

Inicio del reclutamiento: 2018.

Fecha límite de reclutamiento: 2018

Periodo de seguimiento: 90± 5 días.

Informe Final: 2018

Referencias

 1.- Bullo V, Gobbo S, Vendramin B, Duregon F, Cugusi L, Di Blasio A, Bocalini DS, Zaccaria M, Bergamin M, Ermolao A. Nordic Walking can be incorporated in the exercise prescription to increase aerobic capacity, strength and quality of life for elderly: a systematic review and meta-analysis. Rejuvenation Res. 2017 Jul 29. doi: 10.1089/rej.2017.1921.

2.-  https://www.ine.es/prensa/np770.pdf

3 –  https://euroqol.org/eq-5d-instruments/eq-5d-5l-about/

Presupuesto del Proyecto:

Total: 18.600 €