El azúcar, la adicción del siglo XXI

La Organización Mundial de la Salud alerta continuamente sobre los peligros del consumo excesivo de azúcar para nuestro organismo. Sin embargo, la mayoría de nosotros superamos la ingesta máxima recomendada y, a menudo, sin darnos cuenta de ello. Por ello, siempre recomendamos leer bien las etiquetas de los productos que compramos, ya que la mayoría contienen azúcar. Hoy queremos recordaros cuáles son los efectos de consumir azúcar en exceso para que, poco a poco, tomemos conciencia y eliminemos este ingrediente de nuestra dieta en la medida de lo posible.

En primer lugar, debemos explorar dos de los componentes detrás del azúcar: la fructosa y la glucosa. La fructosa es una molécula que encontramos en la fruta y que da ese sabor dulce que tanto nos gusta. Por este motivo, muchas personas piensan que la fructosa es saludable y natural. Sin embargo, sólo es saludable si se ingiere de forma natural, como en la fruta o en la miel. El problema es que la mayoría de productos procesados que encontramos en el mercado están cargados de fructosa añadida lo que resulta en una intoxicación de nuestro organismo. Por otro lado, la glucosa viene derivada de los hidratos de carbono. Cuando los consumimos, nuestro cuerpo los transforma en glucosa, lo cual eleva nuestros niveles de azúcar en sangre dándonos energía. El problema viene, una vez más, cuando nuestros niveles de glucosa son siempre elevados debido al consumo de alimentos procesados.

sugar-enzyme-1

Este consumo excesivo de fructosa y glucosa puede generar, entre otras cosas:

  • Aumento de peso. El azúcar nos hace engordar ya que, por mucho que la consumamos, nunca llegamos a sentirnos saciados. Además, los excesos de azúcar se acumulan como grasa, lo que favorece las reservas del organismo.
  • Inhibición del sistema inmunitario y aumento de inflamación en el cuerpo.
  • Aumento de la posibilidad de sufrir hipertensión, problemas del corazón, diabetes y cáncer.
  • Daño de la salud de nuestros dientes.
  • Cambios de humor, hiperactividad y ansiedad.
  • El azúcar es adictivo ya que activa zonas cerebrales que producen placer.
  • Puede afectar las funciones cerebrales causando pérdidas de memoria.

Créditos de las imágenes: Mirror.co.uk | Newatlas.com

About The Author

Administrador

Administrador walkim

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Pin It on Pinterest

Share This
X