Dormir bien en verano

Dormir bien en verano

Lograr un descanso correcto puede ser una tarea difícil en las noches más calurosas del verano. Las altas temperaturas evitan que te duermas y cuanto más tardas en dormirte más vueltas le das a la cabeza, lo cual no hace más que empeorar la situación. Además, una vez conciliado el sueño lo más probable es que el calor te despierte y vuelta a empezar. Por este motivo, hoy queremos darte algunas claves para hacer más llevaderos estos próximos meses si no disponéis de aire acondicionado o si os molesta para dormir.

  • Las sábanas son importantes. Elígelas de algodón para que sean transpirables y de color claro.
  • Compra un ventilador para la habitación que sea lo más silencioso posible.
  • Por raro que parezca, dormir desnudo cuando hace mucho calor es contraproducente ya que el sudor se queda en la piel, mientras que si te pones una camiseta corta de algodón, ésta absorberá el sudor.
  • Abre una ventana de tu habitación y otra en otra parte de la casa para generar corriente.

Créditos de las imágenes: Blog.20minutos.es | Blogmujeres.com

  • Si necesitas enfriar tu cuerpo rápido, coge compresas heladas de gel y póntelas en las muñecas, cuello, codos, ingle, tobillos y detrás de las rodillas.
  • Duerme lo más alejado de tu pareja posible, ya que el contacto humano incrementa el calor del cuerpo.
  • Hidrátate un poco antes de irte a dormir ya que el sudor mientras duermes puede hacerte perder mucho líquido.
  • Date una ducha de agua fría antes de irte a dormir para meterte en la cama fresco.
  • Mantén las luces apagadas lo máximo posible ya que las bombillas generar calor.
  • Otro truco para enfriarte rápido es meter los pies en agua helada.
  • Desenchufa todos los aparatos eléctricos que tengas en la habitación ya que generan calor aunque no estén en uso.
  • Para enfriar la habitación, cuelga una sábana mojada delante de una ventana abierta. La brisa que entre enfriará la habitación rápidamente.
  • Mantén las persianas bajadas durante las horas de sol para que las habitaciones no se calienten demasiado.
  • Elige cenas ligeras y platos fríos: verduras, legumbres, fruta…

Sobre el autor

Administrador

Administrador walkim

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
X