Consigue una espalda y unos brazos tonificados

Consigue una espalda y unos brazos tonificados

[:es]

¿Quién no desea tener unos brazos y una espalda tonificada? Para ello, no creas que hay que pasar horas y horas en el gimnasio, de máquina en máquina. La solución es tan simple como practicar walkim a diario. Además, no sólo lucirás mejor sino que tu postura mejorará y ya no sufrirás de dolores de espalda.

Para tener una espalda sana, ésta debe ser fuerte, contar con un buen soporte y ser flexible. Estas tres cosas pueden lograrse gracias al walkim. Para ello, debes cuidar tu postura al caminar: alargar tu espalda, mirar al frente, sacar pecho ligeramente y relajar los hombros. Además, tu abdomen debe estar apretado y ligeramente hacia dentro, como si quisieras acercarlo a tu columna vertebral. Así, trabajarás la zona abdominal que es imprescindible para proteger tu espalda y para tener equilibrio. Además, trabajar esta zona afinará tu cintura y te ayudará a tener un vientre más plano.

Nordic walking - active people working out outdoor

En cuanto a los brazos, es importante tenerlos tonificados, sobre todo a medida que nos hacemos mayores ya que los músculos se aflojan y es una zona del cuerpo que enseñamos a menudo, sobre todo en verano. Cuando practicamos walkim, trabajamos los tríceps gracias a los palos. Es importante concentrar nuestra fuerza en el brazo y no en el cuello o en los hombros, ya que no estaríamos trabajando de forma correcta. Cuanto más rápido camines, más fuerza tendrás que hacer y más trabajarás los brazos. Pronto verás como éstos empiezan a tener mejor aspecto.

Créditos de las imágenes: Onmeda.es | Soycomocomo.es

[:en]

¿Quién no desea tener unos brazos y una espalda tonificada? Para ello, no creas que hay que pasar horas y horas en el gimnasio, de máquina en máquina. La solución es tan simple como practicar walkim a diario. Además, no sólo lucirás mejor sino que tu postura mejorará y ya no sufrirás de dolores de espalda.

Para tener una espalda sana, ésta debe ser fuerte, contar con un buen soporte y ser flexible. Estas tres cosas pueden lograrse gracias al walkim. Para ello, debes cuidar tu postura al caminar: alargar tu espalda, mirar al frente, sacar pecho ligeramente y relajar los hombros. Además, tu abdomen debe estar apretado y ligeramente hacia dentro, como si quisieras acercarlo a tu columna vertebral. Así, trabajarás la zona abdominal que es imprescindible para proteger tu espalda y para tener equilibrio. Además, trabajar esta zona afinará tu cintura y te ayudará a tener un vientre más plano.

Nordic walking - active people working out outdoor

En cuanto a los brazos, es importante tenerlos tonificados, sobre todo a medida que nos hacemos mayores ya que los músculos se aflojan y es una zona del cuerpo que enseñamos a menudo, sobre todo en verano. Cuando practicamos walkim, trabajamos los tríceps gracias a los palos. Es importante concentrar nuestra fuerza en el brazo y no en el cuello o en los hombros, ya que no estaríamos trabajando de forma correcta. Cuanto más rápido camines, más fuerza tendrás que hacer y más trabajarás los brazos. Pronto verás como éstos empiezan a tener mejor aspecto.

Créditos de las imágenes: Onmeda.es | Soycomocomo.es

[:]

Sobre el autor

Administrador

Administrador walkim

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
X